Datos y usos de la Biblia   

Las Sagradas Escrituras tal como las tenemos hoy disponibles en las versiones impresas tienen algunas características comunes que permiten ubicarse más fácilmente, encontrar pasajes correlacionados así como notas explicativas. 

En los márgenes izquierdos y derechos se colocan generalmente otros pasajes o versículos que tienen relación con lo que estamos leyendo. En la parte inferior se encuentran las notas explicativas que nos permiten comprender de una manera más profunda lo que estamos viendo.

Debemos adquirir la costumbre de siempre leer las notas explicativas para entender con más claridad de que se trata lo que estamos leyendo. 

Por comodidad los libros que componen la Biblia han sido divididos en capítulos, y éstos su vez en versículos. Actualmente seguimos las divisiones hechas en los siglos XIII y XVI. En las que primero aparece la abreviatura del libro, seguida del capítulo y luego el o los versículos. Por ejemplo, si encontramos Mt, 5 1-12 se trata del evangelio de San Mateo, capítulo cinco, versículos del uno al doce. Si hay dos libros con el mismo nombre, entonces el número antes de la abreviatura nos señala que nos referimos al 1° o 2° libro, por ejemplo 2 Cor 4,7 significa segunda carta de los Corintios, capítulo cuatro versículo 7. 

Hay en la Biblia 39 libros en el Antiguo Testamento, y 27 libros en el Nuevo Testamento, en total tenemos 66 libros, 1189 capítulos; 929 en el Antiguo Testamento, y 260 en el Nuevo. El capítulo más extenso es el Salmo 119; el más breve, el Salmo 117, que es a la vez el capítulo céntrico de la Biblia. El versículo más largo de la Biblia es: Ester 8:9, el versículo más corto de la Biblia es: Deuteronomio 5:17. Esta fue impresa en 1454 d. C. por Johannes Gutenberg que inventó los tipos que luego se convirtieron en la imprenta. ¡La Biblia fue el primer libro alguna vez impreso!. 

La Biblia fue escrita  en tres idiomas: Hebreo, Arameo, y Griego bajo la inspiración del Espíritu Santo por más de 40 autores diferentes de todos los quehaceres de la vida: pastores, granjeros, fabricantes de tiendas de acampar, médicos, pescadores, sacerdotes, filósofos y reyes. A pesar de estas diferencias en ocupaciones y la asombrosa cantidad de años que fueron necesarios para completarla, la Biblia es sumamente cohesiva y unificada en propósito y fondo. Moisés contribuyó con más libros al Antiguo Testamento, escribió los primeros cinco libros de la Biblia, llamados el Pentateuco; los que forman los cimientos de la Biblia. Y El Apóstol Pablo el que más contribuyo en el Nuevo Testamento con 14 libros (más de la mitad).