menu activo

Debemos Votar   

Votar es el deber y la responsabilidad de cada cristiano y votar por los líderes que promueven los principios cristianos. Ciertamente Dios está en control, pero eso no significa que no hagamos nada para fomentar Su voluntad. En 1 Timoteo 2:1-4, se nos ordena orar por nuestros líderes. En términos de liderazgo político, hay evidencia en la Escritura de que algunas veces Dios ha estado disgustado con nuestras elecciones (Oseas 8:4). La evidencia del dominio del pecado en este mundo, está por todas partes. Mucho del sufrimiento en el mundo se debe al liderazgo ateo (Proverbios 28:12). La Escritura da instrucciones a los cristianos para que obedezcan a las autoridades legítimas, a menos que éstas contradigan los mandamientos del Señor (Hechos 5:27-29; Romanos 13:1-7). Como creyentes nacidos de nuevo, debemos esforzarnos por elegir líderes quienes serán a su vez guiados por nuestro Creador (1 Samuel 12:13-25). Los candidatos o aspirantes que violan los mandamientos bíblicos en la vida, la familia, el matrimonio, o la fe, nunca deben ser apoyados (Proverbios 14:34). Los cristianos deben votar como sean guiados a través de la oración y el estudio tanto de la Palabra de Dios como de las realidades de las opciones en la votación.

Los cristianos en muchos países de este mundo, son oprimidos y perseguidos. Sufren bajo gobiernos ante los que ellos no tienen el poder para cambiar, gobiernos que odian su fe y silencian sus voces. Estos creyentes predican el Evangelio de Jesucristo a riesgo de su propia vida. Muchos son muertos para que otros puedan beneficiarse del amor de Dios. Los cristianos en la mayoría de los países occidentales han sido bendecidos con el derecho de hablar y elegir a sus líderes sin temer por ellos mismos y sus familias. Pero lamentablemente son muchos los que no acuden a votar, se desmarcan totalmente de todo lo que llamamos política muchas veces desconfiando de los hombres y de los partidos, otras veces pensando en que un cristiano no debe mezclarse en las cosas de este mundo, olvidándonos que Dios no nos ha llamado a mezclarnos en las cosas de este mundo pero si nos ha dejado vivir en este mundo. muchos países han caído muy bajo incluso en las cosas marcadas por Dios por sus propios dirigentes puestos con el voto o no de los cristianos por eso debemos tomar muy en serio las elecciones porque marcan el futuro de nuestras ciudades y paises.

En nuestros días y en esta era, hay muchos que quieren retirar el nombre y el mensaje de Cristo totalmente fuera del ojo público. Votar es una oportunidad para promover, proteger y preservar un buen gobierno. Dejar pasar esa oportunidad, significa permitirles a aquellos que denigrarían el nombre de Cristo, se abran camino en nuestras vidas. Los líderes que elegimos – o no hacemos nada para quitarlos – tienen gran influencia en nuestras libertades. Ellos pueden elegir proteger nuestros derecho de adorar y propagar el Evangelio, o pueden restringir nuestros derechos. Ellos pueden dirigir nuestra nación hacia la rectitud o hacia un desastre moral. Los cristianos deben ponerse de pie y seguir con el mandato de cumplir con nuestros deberes cívicos (Mateo 22:21).

www.gotquestions.org